Sensaciones postresca #chestmyway

Después de verme en la tele siento un sabor agridulce por el enfoque que se le ha dado a un discurso que me dio la impresión que no se supo contextualizar.

Mi alegato no iba en contra de Carmen Lomana, sino A FAVOR DE LOS MÁS DE 3 MILLONES DE EMPRENDEDORES EN ESPAÑA, de los que el 90% empiezan desde cero y merecen homenajes y entrevistas de 1 hora en prime time.

NO ESTABA PREPARADO PARA DISCUTIR, SINO PARA DEBATIR, pero en televisión los tiempos son los tiempos y se ha quedado por el camino lo más interesante de la charla, donde conversamos sobre valores, clases sociales y felicidad.
Donde también aprendí que uno no elige donde nace y que la vida nos da lecciones a todos, también a mí. Aunque sigo pensando que es más fácil para quienes no empiezan de cero en esto de montar un negocio.
Y es que, no se trataba del manido debate de ricos y pobres, sentía que representaba a los emprendedores y me hubiera encantado que pusieran ese fragmento donde pedía más apoyo para nosotros, SOBRE TODO PARA QUIENES EMPIEZAN CON GRANDES IDEAS Y TALENTO PERO SIN DINERO. En mi caso, he podido evolucionar y crecer, pero son muchos los que renuncian a su sueño, y NO ES JUSTO.
 Y bueno, dos cosas:
 Seguiré luchando por divulgar las dificultades de los emprendedores, autónomos, empresarios o como queramos llamarlo, pero sobre todo, por buscar soluciones y ofrecer mi humilde ayuda en lo que sea necesario.
 Y como mi intervención no estaba preparada para ridiculizar a nadie sino para poner de relieve dos mundos opuestos con respeto e integridad, decir que a nivel humano, Carmen Lomana es una mujer 10. Mirada transparente y 100% natural, aunque sigo pensando que prefiero mi vida y que , a nivel laboral (que no humano) no me genera admiración. En ese aspecto de la vida, seamos realistas, lo ha tenido más fácil.

0 Comentarios

Deja un Comentario

WhatsApp chat